Arroz con Leche como proyecto educativo

Nuestros objetivos educativos se basan en el Programa Oficial de Educación Inicial del Ministerio de Educación y Cultura, adaptado a nuestra propuesta que contempla las características particulares de cada grupo, el nivel madurativo de cada niño, sus intereses y conocimientos previos.

Cada año nos acompaña un proyecto que involucra a todo el Jardín y a las familias, donde elegimos una temática para el aprendizaje a través de un hilo conductor que permite la participación y el disfrute de todos. Este año elegimos: "Rondar"

Para el logro de estos objetivos realizamos un  trabajo en áreas transversales aplicadas a todas las actividades del Jardín en los distintos niveles. Además, estas áreas tienen un espacio donde se trabajan de forma específica.

  • Aprender jugando

    Rescatamos el incalculable valor del juego en el desarrollo de los niños en cuanto espacio de transición que hace el papel de mediador entre la fantasía y la realidad. A través del juego el niño desarrolla la capacidad de expresar, crear, disfrutar y fundamentalmente de descubrir el mundo que lo rodea y de aprender; habilidades que le ayudarán a adaptarse a su entorno y transformarlo. 

  • Iniciación al lenguaje

    Nos comunicamos con el entorno que nos rodea a través del lenguaje. El niño desde que nace está inserto en un medio repleto de lenguaje oral y escrito y lo va asimilando mucho antes de poder reproducirlo. Desde el Jardín brindamos estímulos ricos y variados para que el niño pueda desarrollar un lenguaje expresivo que le permita comunicarse y representar su pensamiento.

  • Explorar el ambiente

    Desde que nacen, los niños tratan de comprender el mundo que los rodea. En este intento por resolver las interrogantes de la vida cotidiana y “apropiarse de su entorno”, van desarrollando diferentes maneras de aprendizaje.  En este proceso, el niño es siempre el protagonista y constructor de su manera de aprender que le permitirá elaborar su propia  forma de estar, actuar y ser en el mundo.

  • Lenguaje escrito

    La relación temprana con el lenguaje escrito es fundamental en el desarrollo del niño. En ella el niño y el texto pasan a ser parte de un evento único: la lectura, . Por ello, hacemos especial hincapié en la literatura infantil como disparador de la capacidad de soñar, sentir, deleitarse, generar conclusiones e ir placenteramente identificándose con la propia lengua.

    Esta ampliación del mundo interior del niño, a la vez le brinda elementos para relacionarse con su entorno. Buscamos que la literatura sea variada y de buena calidad, ya que esto determina el tipo de relación que se establece entre el niño y el texto.

  • Inglés como segunda lengua

    El aprendizaje de una segunda lengua ayuda a adquirir mayores habilidades en el lenguaje y sus expresiones.

    Trabajamos  en la iniciación al inglés como segunda lengua. A través de juegos, cuentos y canciones con vocabulario adecuados a cada nivel, los niños se familiarizan de manera natural con el idioma. La planificación se hace en coordinación  con la de español.

  • Expresión corporal

    La expresión corporal tiene una finalidad expresiva, comunicativa y estética en la que el cuerpo, el movimiento y el sentimiento constituyen los instrumentos básicos. No sólo tiene un valor en sí misma por formar parte de las experiencias del niño, sino que sirve como base de aprendizajes específicos. Conocer el propio cuerpo es conocerse a uno mismo.

    Fundamentalmente en las edades tempranas, la calidad de este proceso de auto-conocimiento a través del cuerpo, el movimiento y el sentimiento como motor de la expresividad, es base para la estructuración de la personalidad. A través de la acción y el movimiento,  el niño libera energías, equilibra tensiones, se descubre y descubre, se conoce y conoce, emite y recibe mensajes; afirma su identidad.

    Nuestra propuesta incluye la expresión corporal dentro del aula y específicamente a través de actividades de educación física.

  • Psicomotricidad

    Generamos un espacio de disfrute, exploración y conocimiento del niño consigo mismo y con el entorno.

    El cuerpo es el protagonista durante toda la sesión, tanto en el juego sensoriomotor que busca poner a prueba las habilidades corporales, como en el juego simbólico que favorece la representación, el juego y la imaginación. Proponemos un espacio de estimulación donde se favorece la exploración, el aprendizaje con materiales específicos, en un clima de bienestar, estimulando un desarrollo armónico en las diferentes áreas: motora, cognitiva, afectiva y social.

     

  • Expresión plástica

    La expresión grafo-plástica tiene un papel central la educación inicial en cuanto necesidad del niño.

    Durante esta actividad, el niño no solo percibe, sino que también piensa, siente y actúa. Al dibujar, modelar, pintar, los niños exploran, interpretan y seleccionan diferentes materiales a los que dan un nuevo significado a través de un proceso de creación original. En este proceso entran en juego la imaginación, la fantasía y el deseo de representar la realidad. Evidentemente, este tipo de expresión permite canalizar inquietudes e intereses, favoreciendo la autonomía, la adaptación y el desarrollo intelectual y afectivo-social del niño.

    Arroz con Leche busca ser un ambiente propulsor de actividades de expresión brindando los estímulos y materiales necesarios para que los niños adquieran seguridad en sí mismos y creen libremente en un clima propicio y de respeto por sus tiempos y producciones.

  • Expresión musical

    Nuestro mundo es sonoro. Los sonidos están presentes desde que el niño es muy pequeño, incluso antes de nacer. La educación musical propone, en primer lugar, que el niño atienda a los estímulos sonoros que lo rodean; que logre reconocerlos y vivenciarlos como elementos esenciales de su entorno. Además de afinar la percepción auditiva, la propuesta plantea aproximar al niño al lenguaje musical (rítmico y melódico), agudizar su sentido estético y despertar su sensibilidad no sólo con un fin recreativo, sino también como medio de expresión imaginativa y creativa.

    Esta propuesta se incluye en todas las áreas de trabajo a través de la exploración de las características de los sonidos, de las posibilidades sonoras que les ofrece su propio cuerpo, de las rimas, canciones y melodías dentro de la clase. Además, tiene un espacio específico donde cantamos y se experimentamos con diversos instrumentos.

  • Iniciación al cálculo

    El conocimiento matemático es una herramienta básica para la comprensión y el manejo de la realidad en que vivimos. Está presente en la vida cotidiana del niño desde edades muy tempranas. Se les impone como necesidad en su intercambio con los otros: pares y adultos. Forma parte de su posibilidad de comunicación con el medio que lo rodea (dame mucho jugo, quiero más hojas para dibujar, comprame dos caramelos).

    Los conocimientos previos, así como las estrategias que los niños utilizan para resolver diversas situaciones en las que el conocimiento matemático está involucrado (por ejemplo: reconocer el recorrido de la casa al Jardín, implica nociones espaciales, saber si mi hermano tiene más caramelos que yo, implica cálculo), son las bases sobre las que trabajamos los contenidos del área.

    Las posibilidades de aprender con los otros, de utilizar las propias estrategias de resolución, intercambiando puntos de vista, encontrando soluciones comunes, convierte el conocimiento de las matemáticas en un desafío que favorece la confianza y la alegría por el conocimiento.

  • Educocina (huerta y cocina)

    A través de una propuesta educativa holística que abarca desde la huerta hasta la preparación de los alimentos, promovemos la conexión con la naturaleza y con la posibilidad y el valor de elaborar nuestros alimentos.

    Esta propuesta permite que de forma natural y divertida, a través de su propia experiencia adquieren valores fundamentales como el respeto por el medio ambiente, el disfrute por el contacto con la naturaleza y la importancia de una alimentación variada y saludable.

  • Ciencias naturales y sociales

    La organización de nuestro entorno responde a la necesidad de estimular el desarrollo de capacidades de comprensión y explicación de la realidad en la que estamos inmersos, enriqueciendo nuestros conocimientos y  valoraciones sobre el mundo social y natural.

    A partir de las percepciones obtenidas por sus experiencias en la vida cotidiana, los niños construyen explicaciones simples e incluso mágicas sobres los fenómenos naturales y sociales. En Arroz con Leche nos proponemos enriquecer la visión infantil a partir de la observación, descripción y reflexión sistemática, que permitan  al niño construir explicaciones cada vez más complejas, integradas y precisas sobre el mundo que los rodea.

  • Natación (opcional)

    La  natación es una de las actividades deportivas más completas. A los niños les permite trabajar y ejercitar sus músculos, la coordinación motora y el sistema circulatorio y respiratorio, favoreciendo la alineación de su postura y desarrollando sus capacidades sensoriales y psicomotrices.

    Además contribuye en el desarrollo de su independencia y autoconfianza. Nuestra propuesta de natación es opcional a partir del nivel 3 años (Lobitos) con un equipo de profesoras en el Club Banco República, 2 veces por semana.

Franzini 966 - Montevideo - Uruguay